viernes, 12 de abril de 2013

Nieve




Aunque ya estemos en primavera y el sol parece que está cada día más presente no quiero dejar de recoger en este blog uno de los días más especiales que hemos vivido este invierno. Y es que la nevada que vivimos a finales de febrero en nuestra provincia fue algo mágico para los que como yo vemos la nieve cada tantos años y porque vamos a "echar el día" a SierraNevada cargado de bocadillos y demás bebidas.

Estando trabajando escuché por la radio que se esperaban nevadas para el día siguiente en la zona de sierra, a una hora y poco de donde vivimos, rapidamente pensé en ir pero claro mi marido no podía llevarnos y yo sola con dos niños pequeños en esas circunstancias me daba un poco de respeto (por el hielo en la carretera y demás), así que los abuelos se ofrecieron a llevarnos y NOS LO PASAMOS GENIAL.




Los niños alucinaban pero yo todavía más y es que no paró de nevar y yo NUNCA  había visto nevar. Me quedaba embobada viendo caer los copos, me estaba empapando pero me daba igual, todo resultaba tan bello, como de cuento, el silencio que da la nieve...

Pronto aprendieron los chicos a tirar bolas de nieve (Roberto a todo el que se ponía por delante) y a Mateo le llamaba mucho la atención que la nieve mojaba ;), que rico.

Echamos muchisisisimo de menos a Papa, para la próxima no puede faltar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario